Inteligencias Múltiples en 4º de Primaria – Proceso (y II)

En la entrada anterior os hacía una aproximación a la forma de trabajar con las Inteligencias Múltiples. En esta entrada os voy a contar el proceso que seguí yo para ponerlo en práctica en una clase.

Como os decía, he estado de tutora de 4º de Primaria. Esto supone que pasaba muchas horas con mis alumnos, ya que los tutores damos la mayoría de asignaturas. Esto es una gran ventaja porque te permite, por una lado conocer mejor a los alumnos, y por otro te da mucho juego a la hora de llevar a cabo actividades diferentes.

Con estas circunstancias comencé el proyecto. Para ello seguí los siguientes pasos.

Paso 1: Elegir la metodología

Tal y como os explicaba, hay dos formas de trabajar con las Inteligencias Múltiples: con actividades que desarrollen o con actividades que las aprovechen.

En mi caso, 4º es un curso intermedio entre etapas, por tanto necesitaba hacer un mix metodológico entre las dos opciones. Los alumnos ya tienen unas capacidades muy desarrolladas que se pueden aprovechas para personalizar el aprendizaje, pero por otro lado, tienen que seguir desarrollando todo su potencial.

Esta opción suponía mucho más trabajo, pero también me parecía mucho más interesante.

Paso 2: Conocer a los alumnos

Con esto me refiero a saber qué tipos de inteligencia desatacaban en los niños y niñas de mi clase. Para ello utilicé esta prueba consolidad que me pareció muy adecuada para la edad de mis alumnos. Además este test es muy sencillo de corregir y te da una buena aproximación.

Los alumnos deben contestar SI o NO a los ítems que se les plantea y después, sólo tienes que sumar cada categoría. Las Inteligencias con más Si son en las que destaca el niño o niña. Yo cogí los 3 tipos de Inteligencia con más SI para trabajar con ellos.

Paso 3: Agrupaciones

Con todos los resultados de los test agrupé a los niños según los tipos de inteligencia en los que más destacaban. Así, me quedaron: un grupo lógico-matemático, uno lingüístico, uno musical, uno viso-espacial y otro naturalista. Los niños con una alta puntuación interpersonal y con una de las anteriores como secundarias los distribuí para que hicieran de cohesionadores de los grupos.

Paso 4: Explicaciones y tareas

Esta es, quizá, una de las partes más complicadas pues exige prepararse muy bien las clases para poder explicar los conceptos según los tipos de inteligencia del aula. Ayudan mucho los recursos interactivos de la pizarra digital, también me apoyaba mucho de las tizas de colores, un recurso tradicional que da mucho juego para los viso-espaciales.

Después cada grupo tenía tareas propias según su tipo de inteligencia, para trabajar el tema. Aquí ayudan bastante las sugerencias de las editoriales, aunque no llegan a  todos los tipos, por lo que también exigía buscar ideas nuevas de actividades.

Las actividades asignadas, además, se trabajaban siguiendo las pautas del aprendizaje colaborativo.

Paso 5: Reflexión

Esta parte la hacíamos oral, aunque tradicionalmente se hace con un portfolio escrito. Al acabar de trabajar algún concepto, siempre les preguntaba si creían que habían aprendido bien con las explicaciones y las tareas asignadas y si les hubiera gustado trabajarlo de otra forma.

Esta reflexión les servía a ellos para desarrollar la competencia de Aprender a aprender y a mi para mejorar mi forma de dar las clases.

 

 

Este es el proceso que yo seguí, aunque cada uno lo puede adaptar a la necesidades de su clase y a su forma de trabajar. En la próxima entrada os contaré las principales dificultades que me encontré en el día a día de este proceso.

Deja un comentario